Cuba Solidaridad 2014

jueves, 26 de abril de 2012

Mientras exista capitalismo el Primero de Mayo se repetirá.


Por María Socarrás Hernández.

Han transcurrido 126 años desde aquel Primero de Mayo, cuando se desató la huelga de costa a costa en los Estados Unidos y unos 340 mil trabajadores salieron a las calles a reclamar sus derechos por una jornada laboral de ocho horas.

Fueron cuatro días de intensas protestas que concluyeron en Chicago con la salvaje represión de la policía contra los indefensos huelguistas y una masacre en la plaza de Haymarket. Luego juzgaron a un grupo de trabajadores, que en un amañado juicio, caracterizado por las violaciones procesales de forma y de fondo, fueron condenados a la horca cinco de ellos, conocidos como los “Mártires de Chicago”.

Pero, ¿qué obtuvieron los trabajadores en el transcurso de los años? En más de una centuria y gracias a la organización y fortalecimiento del movimiento obrero mundial en defensa de los derechos laborales, se lograron tres aspectos fundamentales: respeto, retribución y amparo social, concedidos por los grandes monopolios sólo porque para producir mayores riquezas era necesario crearles un ambiente de mejoras materiales a quienes beneficiarían a las minorías.

La explotación no fue ni es de látigo, sino con la apariencia de un paraíso que materializó el “Estado de bienestar” y otras formas menos sofisticadas.

El propio neoliberalismo, con su desmedida ambición y proyectos de dominio mundial devora sus entrañas y destruye el sistema que se ha convertido, en un verdadero infierno para los trabajadores de los Estados Unidos, de Europa y de otros lugares, con una crisis financiera que arrastra al desempleo total.

A lo anterior se añade la debilitación del amparo social a niveles de total desesperación para millones de trabajadores y de jubilados, pero también a los antiguos beneficios de carácter social con la privatización de la educación y el encarecimiento de los servicios de salud.

No se puede pensar, entonces, que el MAYO de 1886 ha desaparecido, porque mientras exista el capitalismo, ahora con la cara del neoliberalismo y en el futuro, quizás, con un nuevo ropaje, los trabajadores continuarán sufriendo sus consecuencias y tendrán que proseguir las lucha de aquellos otros hombres que en las postrimería del siglo XIX se levantaron en huelga contra sus explotadores. Cómo ellos también tendrán que enfrentar las inhumanas represalias de una policía.

Por eso miles de trabajadores y estudiantes estadounidenses, desempleados e inmigrantes de más de 115 ciudades de los EE.UU. participarán en la huelga nacional convocada para este 1ero. de Mayo, para expresar su inconformidad con la injusticia económica y social que sufre la población en medio de la más brutal corrupción.

Este movimiento busca no sólo paralizar al país ese día, que por demás, no es motivo de fiesta como en otras naciones, sino convocar a otras ciudades del mundo a unirse a la huelga.

Este Primero de Mayo también entrará a la historia porque encontrará que los estragos del capitalismo aumentaron; que se extienden por toda Europa y otras partes del globo para sumir al mundo en interrogantes que tal vez no tengan respuestas o sean, si se encuentran, demasiado peligrosas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...